Lo que queda de mí

28 marzo 2016

Tras dormir todo el invierno, el sol de primavera me permite ser madre un año más. Es gentil y cálido, y gracias a él puedo llenarme las ramas con mis hijos: preciosas hojas verdes, flores vistosas, frutos deliciosos. Sin embargo mi héroe tiene un antagonista, un sol que me arrebata a mis pequeños, aquel que luce en otoño. Le temo tanto que me estremezco de las raíces a la copa, pues es un sol maligno que se aleja lentamente, menguando su calor hasta dejarme sola y vacía, sin ser más que un pobre esqueleto de lo que un día fui.

Seleccionado entre los 100 mejores relatos del concurso "Sol de otoño" de la empresa Mar&Sol.
Aparece en la antología del concurso "Otoño e invierno" de Diversidad Literaria. 

Somos lo que nos queda

05 marzo 2016

¿Alguna vez has pensado en desaparecer? Dejar que te llene el egoísmo y que la vacilación no se cuele entre tus venas porque es un pensamiento tan breve que no le da tiempo. Dime, ¿alguna vez has querido borrarte del mapa? Cambiar no solo de ciudad, sino de país, incluso de continente; borrar todas tus huellas y tu rastro, eliminar cualquier ápice de lo que has sido hasta el momento y que nadie de tu antigua vida pueda aparecer y romper la ilusión de creerte alguien nuevo, alguien que comenzará de cero y al que todo le irá bien.
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS