Despropósito - 1 de #52RetosELDE

11 enero 2017

Cada año es la misma historia. Llega diciembre y con él las prisas, el agobio, el estrés. "Compra los regalos para tus sobrinos" me recuerda mi madre; "Acuérdate de ponerte ese traje que te regalé por tu cumpleaños" me dice, como si fuera la primera vez que lo hace en los últimos tres días. Y de pronto es Nochebuena y te encuentras a ti mismo sentado con gente que no te dirige la palabra en todo el año, pero que quiere saberlo todo de ti.

Se hacen las doce y se monta un espectáculo que ni los de Hollywood para que los niños reciban sus regalos. Y eso es lo bonito, lo que salva la noche y te hace pensar que quizás ha valido la pena, porque ahí está el chiquillo con sus cuatro años recién cumplidos viendo el puzzle que le ha traído Papá Noel. Los ojos le brillan cuando dice "¡Justo lo que quería!", y los adultos se sonríen porque ni de lejos lo es, pero parece que él sí lo cree. De verdad lo cree. Es real.

Y luego llega el día de Navidad, que puede ser más o menos pesado dependiendo del reenganche que haya habido con la noche anterior. Toca ponerse otro traje y otra sonrisa pero responder las mismas preguntas de ayer, aunque en distinto orden y a distintas personas. Otro tipo de show, incluso mejor elaborado que el de Papá Noel.

Todo eso es lo que pienso esta noche desde la comodidad de mi cama, mientras miro fijamente una mancha en la pared. Ningún año ha sido especialmente bueno; echando la vista atrás, me doy cuenta de la cantidad de cosas sin sentido que me han ocurido y de que siempre me he asegurado de cumplir con lo que la sociedad me pide, con lo que sabes que se debe hacer porque está implícito, pero en ningún sitio lo pone por escrito.

Suenan los cuartos y cada vez estoy más seguro de que estoy haciendo lo correcto. Yo lo sé, y la mancha también lo sabe. Sabemos que en la inmensidad del mundo somos una imperfección, y como tal no deberíamos regirnos por las mismas normas que el resto.

Quizás celebrar un nuevo año no es algo que todo el mundo pueda hacer.
Tal vez no es algo que todo el mundo sepa cómo hacer.
Quizás se trata de dejar que el tiempo pase, sin controlarlo.
Tal vez solo tenemos que dejar que fluya para que él también nos deje fluir.
Quizás simplemente ha de ocurrir, que suenen las campanadas mientras miras una mancha en la pared.
Tal vez las uvas se comen solo cuando te apetece.
Quizás me coma una ahora.
Tal vez me coma tres el año que viene.
Quizás me las coma al ritmo que yo quiera.
Tal vez debería pedir un deseo, pensar en mis propósitos.
Quizás no deba hacerlo.
Tal vez, este año solo quiero ser un despropósito.

43 comentarios:

  1. Como siempre es un gustazo leerte, y siempre me encanta todo lo que escribes! ¿Como eres capaz de transmitir tanto en tan poco? Yo es que adoro los shows de navidad, y los adoraba más antes cuando había peques en casa y teníamos que hacer ruidos en la terraza para que pensara (yo incluida) que Papa Noel había dejado los regalos. Se me ponía el corazón a mi, me daba casi hasta ansiedad cuando se escuchaba el golpe, y estaba toda la cena super nerviosa esperándolo.
    Hay muchos sin sentidos en estas fechas, las uvas, o llevar ropa interior roja o monedas en el bolsillo para la buena suerte hahaahah si, es todo un despropósito, y eso es mucho mejor que los propósitos en si, que traen más decepciones que alegrías.

    Sigue escribiendo, por favor! 💛
    Nos leemos pronto!

    Anna de HOLLAND AND BOOKS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mí me encanta, en mi casa también hacíamos todo el paripé y son recuerdos que guardo con muchísimo cariño <3
      Sí, tienes toda la razón jajaja Gracias por leerme por partida doble!! Un besazo :)

      Eliminar
  2. hola,
    me ha encantado tu reflexion. La gente a veces somos como las ovejas y todos hacemos lo mismo, y no nos planteamos que haya gente a la que no le apetezca seguir ese camino o no sepa si es el camino que quiera seguir...

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Creo que me voy a tener que repetir pero no es una reflexión sino un relato jajaja no soy yo quien dice y piensa todas esas cosas!
      Pero sí, así somos, nos fuerzan a cosas sin sentido que mucha gente hace solo porque lo hacen los demás. Gracias por pasarte y dejarme un pedacito de tus pensamientos :)

      Eliminar
  3. Que reflexión más bonita. Justo este año estuve pensando en lo especial que es que en la cultura española tomemos las uvas en fin de año. Por que por muchas diferencias que tengamos entre los españoles esa noche acabamos haciendo lo mismo. Pero tu relato me ha dado que pensar. Quizá deberíamos ir todos a contracorriente y hacer de verdad lo que queremos en el momento, sin tener en cuenta las tradiciones. Porque al fin y al cabo son solo eso, costumbres que adoptamos que no siempre hay porque continuarlas.
    Me ha gustado mucho, mucho. Ya estoy esperando a leer el siguiente este viernes��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Como he dicho por arriba, no es una reflexión sino un relato :)
      ¡Exacto! Por ejemplo yo sé que en Perú se toman unas lentejas y claro para alguien de aquí es como "¿LENTEJAS? ¿EN SERIO?" Pero, ¿Por qué uvas? ¡No tiene sentido! Y mucha gente no se siente cómoda con algo tan tonto como comerse unas uvas.
      ¡Me alegro infinito de que te haya gustado! *-* Yo también me muero de ganas de sacarlo a la luz, de verdad, tengo muchísimas ganas de que se lea :D ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Hola!
    Me ha gustado mucho tu reflexión. Lo que saco en claro es que debemos hacer aquello que nos apetece hacer, que venimos precisamente a ser felices y que no podemos dejar que nada ni nadie condicione nuestra felicidad y bienestar. Ya sea que te encanten las tradiciones o quieras intentar algo totalmente diferente, todo se vale mientras no le hagas mal a nadie. Añado que no se necesita una fecha especial para estar con los que quieres o decir que los quieres, todos los días son especiales.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Es un relato, no una reflexión, pero no pasa nada mientras te haya gustado jaja
      Exacto, eso es lo que intentaba transmitir! Y tienes toda la razón, de verdad que sí. Un beso y gracias por leerme :)

      Eliminar
  5. ¡Hola! Me ha parecido un buen relato ya que poco a poco has ido descubriendo tus cartas. Parecía que tu historia iba hacia un camino y finalmente tu narración plantea cosas que en algún momento todos hemos pensado. Te felicito por tu trabajo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, de verdad. Me alegro muchísimo de que lo hayas disfrutado y me guardo tu felicitación en un rinconcito del corazón jaja
      Un saludo :)

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho el relato y como has ido describiendo las celebraciones. La forma de narrarlo me ha parecido muy interesante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Espero que disfrutes los siguientes de igual manera. Un abrazo :)

      Eliminar
  7. Excelente relato! Me gusta mucho como escribes, sigue así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Intentaré seguir así o incluso aventurarme a mejorar jajaja
      Un beso!

      Eliminar
  8. ¡Hola! Me encantó tu relato, muy profundo. Soy un despropósito año con año XD Jamás recuerdo haber comido las uvas o hacer todos los rituales que se exigen que se hagan. De hecho, en mi casa no se acostumbra a celebrarlo ni con las comidas típicas de la 'fiesta'. Es lo que hay y ya XD

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Jajaja gracias, creo que este año a mí también me ha tocado ser un poco despropósito. Espero seguir viéndote por aquí, un abrazo! :D

      Eliminar
  9. Qué gustazo ha sido el relato, la verdad, es cierto que los despropóstos deberían existir también, al final las expectativas por cada año lo matan un poco, pero ha dejado una reflexión bonita al final.. Yo también ando con el reto de ELDE, mucha suerte con los otros 51!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya muchas gracias por tus palabras! Igualmente, mucha suerte a ti también y nos vamos leyendo :)

      Eliminar
  10. Una placer leerte. Te tengo seguida y espero ver tus demás relatos. Tengo la sensación de que de este reto escribirás cosas extraordinarias 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Jo, que me sacas los colores jaja espero poder estar a la altura, desde luego le tengo muchísimas ganas al reto ^^ Un beso y nos vamos leyendo!

      Eliminar
  11. Un relato precioso. Las cenas familiares se hacen pesadas, por supuesto, no sé en que momento nos transformaremos y pasaremos de ser esa persona que lo pasa mal a ser la tía pesada que pregunta por todo ¿Llegaremos a esa metamorfosis o somos otra generación hehca de otra pasta?
    Nos pondremos otro traje.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja me ha encantado tu comentario, de verdad. ¡Espero no convertirme en la tía metiche! Al menos, si alguna vez lo soy, me ocuparé de serlo todo el año jaja
      ¡Un beso!

      Eliminar
  12. ¡Qué bien relato! Me encanta, tanto la forma como el mensaje, que es universal; creo que todos nos sentimos más o menos así y, curiosamente, seguimos cumpliendo con el mismo "espectáculo" año tras año.
    Estaré atenta a los siguientes, un placer leerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *buen relato, bien relato no tiene demasiado sentido, jejeje

      Eliminar
    2. Ay yo que alegro con lo que me digas, buen relato, bien relato, todo viene a ser lo mismo y el sentimiento no varía. Muchas gracias por leerme, doy saltitos de alegría porque sea "un placer" :) Nos vamos leyendo!

      Eliminar
  13. Muy original, me gusta cómo escribes. Además, me he sentido plenamente identificada con el protagonista. Más de un año he pasado de comerme las uvas al ritmo de las campanadas, o me he acostado antes de hora, y siempre que puedo me escaqueo de las "reuniones sociales" de rigor, porque me aburren y me agobian. Espero leer más de ti, saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias, me alegro muchísimo de que te guste :D A veces hay que salirse un poco de la norma para estar bien con uno mismo :) Un beso y nos vamos leyendo!

      Eliminar
  14. Me ha encantado, en serio. Escribes muy bien, y aunque sea un relato corto,transmite mucho. ¡Está genial!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya muchas gracias! :o Ese es mi máximo objetivo, lograr transmitir. Me alegro de haberlo cumplido contigo :) ¡Un beso!

      Eliminar
  15. Holaaa :)
    Me ha encantado tu relato la verdad. Yo tengo buena relacion con mis familiares por lo que el dia de Nochebuena y Navidad no lo paso mal, aun que coincido que lo que más ilusión hace es ver a los niños radiantes de felicidad.
    Es precioso el relato, de verdad.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegro un montón de que te haya gustado tanto y te haya parecido bonito <3 Un beso y gracias por comentar :D

      Eliminar
  16. Me ha encantado que el relato hable sobre cómo nos sentimos la mayoría de personas en estas fechas. Y el hecho de que en el final se haga lo que nos encantaría hacer a muchos me ha cautivado.
    Un abrazo y que sepas que te voy a seguir de cerca XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro un montón de que te haya gustado mi escritura y quieras seguir leyéndome *-* Espero que mis siguientes relatos te conquisten igual :) ¡Un abrazo, nos leemos!

      Eliminar
  17. Es una fiebre consumista. Las costumbres y tradiciones de antaño no son las mismas. El mundo y la humanidad han cambiado, escucho siempre decir a mi abuela cuando llega diciembre. Cada dia nos vemos en la necesidad de expresar afectos sin importar las agitadas jornadas pre-navideñas. Muy original relato.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡También muy original tu comentario, y muy acertado! Estoy de acuerdo con lo que dices. Muchas gracias por haberte pasado por aquí, voy corriendo a leer el tuyo que veo que lo publicaste ayer :)

      Eliminar
  18. ¡Hola guapísima! Sin duda, un relato precioso y que da muchísimo que pensar... Cómo nos dejamos llevar por esas "costumbres", queriéndolas seguir siempre a rajatabla. No sé si a ti te pasará, pero a mi me es muy difícil romper las tradiciones y este relato me ha hecho ver que no siempre tiene por qué ser todo igual. Como dices, si un año me apetece comerme una uva me la como y si al siguiente me apetecen tres, pues tres. Creo que deberíamos dejarnos llevar un poco más en ese sentido. ¡Es un gustazo leerte de nuevo!

    Besos preciosa ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola preciosa!
      A mí también me es difícil pero este año he sido un poco como mi protagonista y de algún modo me he vuelto un despropósito. Estoy de acuerdo contigo, y para mí es un gustazo leer tus opiniones :)
      Muchos besos

      Eliminar
  19. Me ha encantado y no podía estar más de acuerdo... Es todo un paripé orquestado para vender cosas, como casi todo, aunque eso no quita que haya cosas que sí podamos disfrutar. A mí personalmene me pone triste, porque se genera una atmósfera de felicidad artificial y si no cumples con las expectativas surte el efecto contrario, pero bueno XD ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, una cosa no quita la otra. Y sí, tienes toda la razón, es bastante triste... Un besito y nos vamos leyendo :)

      Eliminar
  20. ¡Hola preciosa!
    Harta estaba de tenerte pendiente, pero no más por hoy, ya que te dije que iba a publicar los comentarios que he estado escribiendo a ratos para darle a publicar más tarde y chimpún. ¡Que no quiero dejarme nada por comentar!
    Lo que puedes llegar a transmitir no se puede sopesar en una única lectura, eso te lo digo desde ya, porque yo he necesitado leerlo dos veces y así captar toda la esencia de lo escrito. Me he sentido super identificada, porque es exactamente lo que dices, aunque por suerte este año no ha sido tan así, ya que ha contrastado pasar una de las noches “especiales” (Nochevieja) con mis suegros. Pero en Nochebuena toda mi familia, a la cual le he importado tres cominos durante el año, de repente “OH, QUÉ GRANDE ESTÁS”. Me dan ganas de soltar cada frase que los dejaría KO, pero mejor callarse, no?
    Yo no puedo estar más de acuerdo con el final a modo de conclusión, puesto que lo mejor es dejar que todo fluya y en fin, que pase lo que tenga que pasar y como tenga que ser, no? Es un hartón sonreír cuando no quieres y fingir entusiasmo porque las madres suelen decir “en llegar tenéis que dar besos a todos, y por favor, quitad esas caras de amargura”. Dios mío, las madres y esa manía de “aparentar” para que no hablen de sus hijos mal o de ellas, en fin. Y una cosa te digo, mejor lacasitos que uvas, eh? Están más ricos y me los como con más ansias, que entre que las pelo y les quito las pepitas se me va la vida.
    ¡Viva ser un despropósito! Besotes y reina, eres genial, que lo sepas. ¡Tú sí que molas! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola bonita!
      Ya he visto, ya, el maratón que te has pegado a comentarme jajaja
      Sí Mari, desgraciadamente habrá que callarse porque si no... Si hablas sube el pan. Espero no convertirme en una de esas madres de apariencia porque me decepcionaría mucho a mí misma... Oh lacasitos, muchísimo mejor!!!
      Un besote preciosa!!

      Eliminar

★🌙¡Hola sonámbulos!★🌙
Si os ha gustado mi relato, ¡por favor, decídmelo! Y si no os ha gustado, ¡decídmelo aún más! Es la única forma de aprender y mejorar, y me encanta leer lo que me decís. ¡SIEMPRE DEVUELVO LOS COMENTARIOS!

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS